Leslie Lesot

Trabajo para Desertours desde hace 7 años. Responsable de los comisarios y de la clasificación, me aseguro del buen emplazamiento de los comisarios en la carrera durante el recorrido de la etapa y recopilo los datos anotados, los cuales me son necesarios para establecer la clasificación.

En cuanto a la clasificación, se juega principalmente viendo el kilometraje, ya que estamos en presencia de un conjunto de participantes competentes, que no tienen casi penalidades. Cada día, todo puede cambiar. Entre las etapas 2 y 3 por ejemplo, dos equipos que coronaban el pódium se vieron salir de él. Al igual que entre la 3 y la 4. Este año, no hay un líder intocable. Lo pudimos pensar en un momento con Marine y Marie (equipo 127) o con las canadienses Francesca y Annie (equipo 129) pero no hay nada de seguro, todo es posible.

En cuanto a las penalidades, algunas pueden al igual influenciar la clasificación. Como en el caso de la más importante de entre ella llamada “Sector de pista impuesto” inaugurado en el Reglamento de esta edición aniversario del RDA. Nueva penalidad incluida en el Reglamento deportivo de este año, sancionamos el no respecto de un paso obligatorio y el cual se debe para proteger las zonas sensibles en termino de medio ambiente. En estos sectores que conviene absolutamente de preservar en su estado puro, prohibición formal de hacer cortes. ¿El riesgo expuesto? – 400 puntos. Dos equipos cayeron en esta regla esencial hoy, lo que nos deja prever que se les acabo toda esperanza en la clasificación general.

Otra penalidad importante, la ayuda en la orientación. Las competidoras con dificultades en la navegación, pueden beneficiar de la asistencia de la Organización para reorientarlas. Lo cual les cuesta 300 puntos de menos tanto accionando su baliza (lo más frecuente cuando están perdidas) o esperando el paso de un vehículo de la organización. Al igual existen penalidades menos fuertes, como la ausencia de luces de posición (20 puntos) o la ayuda mecánica (50 puntos).

Lo que me gusta de mi misión, recae principalmente en sentir el orgullo de las participantes con sus rendimientos al llegar, o por el contrario, ayudarlas a pasar una mal rendimiento. Mi papel está también en recordarles que cada etapa es independiente: no es porque que se han equivocado un día, que la etapa de después no la pueden ganar. Me gusta mucho motivarlas para que vuelvan a empezar cada etapa con más fuerzas.

La utilización reciente del Tripy es realmente muy interesante. Esta herramienta permite apuntar los kilómetros recorridos una vez en el CP llegada. Así las Rosas conocen inmediatamente sus distancias, y pueden compararse con los demás equipos.

Esta noche, dos momentos fuertes a resaltar. Por una parte el día complicado dele quipo 127: Marie y Marine que estaban en la cabeza desde el primer día, vivieron una etapa difícil teniendo en cuenta el buen rendimiento de los demás equipos. Fue el equipo 99, compuesto por Carolina y Karine que tomaron la cabeza de la clasificación general después de una progresión bastante constante. 13ras en el entrenamiento de la primero etapa, después fueron 5tas, 2ndas en la cuarta etapa y a día de hoy son primeras. ¡Que ganas tengo ver que pasara en el Maratón!